Bastardos, mordeduras de serpientes y sacrificio: Motörhead en la década de 1990

Autor de contacto

¡Eran Motörhead y tocaron Rock 'n' Roll!

La opinión popular te haría creer que el hard rock y el heavy metal murieron durante la década de 1990, rechazados por la avalancha de nuevos rockeros grunge de moda como Nirvana y Pearl Jam ...

... a lo que Lemmy Kilmister y su alegre grupo de merodeadores en Motörhead respondieron: "Mierda eso". Malditas las tendencias musicales, Motörhead simplemente siguió caminando por todo el mundo a lo largo de los años del grunge, sin dejar de impresionar a sus fieles seguidores de culto en todo el mundo.

A pesar de las molestias semi-regulares con sellos discográficos, personal y administración, Motörhead fue increíblemente prolífico durante la década de 1990. Para el final de la década, habían producido seis álbumes de estudio y un disco en vivo, dando el dedo medio a los expertos en música que habían proclamado su música "muerta". Si perdiste el rastro de la banda durante esos años fuera del radar, ahora sería un excelente momento para quedar atrapado en este período subestimado de Motör-mania.

1991-92: Malas discográficas

Los años 80 terminaron con Motörhead luchando contra su antiguo sello discográfico y ex gerente en la corte, lo que los mantuvo fuera del estudio de grabación durante cuatro años. Sin embargo, en realidad comenzaron los años 90 en una forma relativamente buena, con un acuerdo recientemente firmado con un sello importante (WTG / Epic Records, una división de Sony Music). Su primer álbum de la nueva década, 1916, fue aclamado como un regreso masivo, con cortes asesinos como "I'm So Bad (Baby I Don't Care)", "No Voices in the Sky" y "RAMONES" ( un agradecimiento a los primos espirituales de Lemmy en Nueva York). El álbum no prendió fuego a las listas, pero fue nominado para un Grammy "Mejor interpretación de metal" (que perdió con el álbum "Negro" de Metallica).

March ör Die de 1992 vio a la banda intentar poner un brillo más elegante y comercial en el sonido de Motörhead, y contó con apariciones especiales de algunos de los amigos famosos de Lem como Ozzy Osbourne y Slash of Guns N Roses (en "I Ain't No Nice Guy" "). La canción "Hellraiser" (que Ozzy también grabó para su álbum No More Tears ) se usó en la película de terror Hellraiser III: Hell on Earth, y se convirtió en un video musical donde Lemmy jugó un juego de póquer de alto riesgo contra el villano de la película., Cabeza de alfiler. March ör Die también vio al ex baterista de King Diamond / Don Dokken Mikkey Dee unirse al redil. Tommy Aldridge había tocado en la mayor parte del álbum como arma contratada, pero Dee llegó a tiempo para tocar en "Hellraiser". Siempre me ha gustado este álbum, pero March ör Die fue devastado por la crítica, no pudo venderse y condujo al final de su período de sello principal.

"Soy tan malo (bebé, no me importa)" - 1991

1993-95: Movimientos y sacudidas

Motörhead se sacudió el polvo y rápidamente produjo Bastards de 1993 para ZYX Music, una compañía alemana conocida principalmente por el baile y la música electrónica. Aparentemente, ZYX tenía planes grandiosos para ingresar al mercado del rock al darle a Motörhead su propia etiqueta, pero la compañía encontró problemas de distribución que paralizaron el lanzamiento de Bastards, que apenas estaba disponible fuera de Alemania. Lemmy luego diría de la etiqueta: "¡Esos alemanes no podían distribuir pan gratis!"

La banda grabó una nueva versión de la canción Bastards "Born to Raise Hell" para la banda sonora de la comedia de rock Airheads de 1994 , con voces invitadas de Whitfield Crane (Ugly Kid Joe) y el rapero / rockero Ice-T. Lemmy también hizo un breve cameo en la película.

Para cuando lanzaron Sacrifice de 1995, Motörhead había resuelto sus problemas con el sello al firmar con el sello SPV para Europa y el sello estadounidense de rock retro CMC International Records for America. Ambos sellos distribuyeron sus álbumes para los próximos años.

Motörhead también estabilizó su alineación en este momento. El guitarrista de toda la vida Wurzel dejó la banda, reduciéndolos a tres piezas que consisten en Lemmy, el guitarrista Phil Campbell y el baterista Mikkey Dee. Esta alineación demostró ser la más estable de Motörhead, que duró hasta el final de la banda en 2015.

(Dato curioso: la foto de Wurzel se incluyó en los créditos de Sacrificio en Europa, pero fue recortado de la edición de EE. UU.)

"Nacido para levantar el infierno" (1993)

1996-99: Aún levantando el infierno

El trío revitalizado de Lemmy, Phil y Mikkey continuaron durante el resto de la década de 1990, produciendo dos excelentes álbumes de estudio más ( Overnight Sensation de 1996 y Snake Bite Love de 1998), coronados por un triunfante disco de concierto en vivo. grabado frente a una multitud fanática de fanáticos alemanes ( Everything Louder Than Everyone Else de 1999). ¡El único "cambio" importante en el campamento de Motörhead durante este período se puede ver en la portada de Overnight Sensation, que mostró a Lemmy bien afeitado, sin su característico bigote y patillas de cordero! (El legendario vello facial volvería unos años más tarde).

Reciclaje y nuevo hash ...

Debido a su larga historia con tantas compañías discográficas diferentes, Motörhead fue frecuentemente objeto de cuestionables álbumes de compilación "Best-Of" o "en vivo" lanzados por ex sellos. Una corriente constante de tales lanzamientos apareció a lo largo de los años 90, la mayoría de los cuales no estaban autorizados por la banda, pero fueron incapaces de detenerlos. Los fanáticos casuales podrían sobrevivir con los mejores paquetes de canciones como The Best of Motörhead o All the Aces, y los completistas hardcore que tienen que tener todo probablemente encontrarán grabaciones de conciertos de la bóveda como Live in Brixton '87 o Live (un concierto de 1983 frecuentemente reempacado del programa de radio King Biscuit Flower Hour ) interesante, pero los álbumes de estudio están donde están las cosas realmente buenas.

"Puño de hierro" en vivo en Alemania, 1998

Continuando para aplastar

La campaña de shock y asombro del rock and roll de Motörhead no se detuvo a fines de la década de 1990. Continuaron avanzando hacia el siglo XXI, lanzando ocho (!) Álbumes de estudio adicionales y una cantidad interminable de videos de conciertos en vivo y CD hasta el fallecimiento prematuro de Lemmy en 2015. La banda dejó un catálogo que es casi intocable en el libro de este fanboy, y si solo estás familiarizado con "éxitos" como "Ace of Spades" o "Killed By Death", te recomiendo que te sumerjas en estos rincones menos conocidos de la discografía de Motörhead: - está destinado a ser una experiencia auditiva gratificante.

¡Viva Lemmy, y dame Motörhead hasta que esté muerto!

Etiquetas:  entretenimiento juegos-pasatiempos salud 

Artículos De Interés

add